Navidad, ¿es un tiempo para amar?