Churcos ¿cómo vivir con ellos?

Mujer de cabello churco

En algunos lugares les llaman churcos, rizos, ondas, crespos; en fin, no importa cuál sea el nombre que le des, no puedes negar que has sufrido intentando que se vean definidos, hidratados, con el volumen exacto y tantas cosas más que queremos ver en nuestro cabello.

Creo que a todas nos ha pasado que en algún momento de nuestra niñez o adolescencia nos trazamos una meta: acabar con los churcos, o por lo menos hacemos una cantidad de cosas impresionantes para alisar nuestros rizos.  La razón más típica para tomar esta decisión tan infantil es solo una: NO sabemos cómo tratarlos; algunas veces apoyadas por nuestro entorno y en otras contra el mundo porque al final es nuestro cuerpo y por ende la decisión es tuya o mía.

Ahora bien, si estás aquí es porque definitivamente decidiste amar tu cabello o me equivoco?..  Y no, no te voy a dar el nombre de algún producto mágico que dejará tus rizos 100% definidos con el volumen perfecto; porque no existe tal producto. Vivir con tus churcos es todo un conjunto de cosas por hacer, así como cuando tienes un bebé no es solo que nazca debes atenderlo y darle cuidado para toda la vida y ver qué le sienta mejor. Creo que no soy tan buena haciendo comparaciones, pero…

Vamos con algunos pasos que debes seguir para vivir felizmente con tu cabello

Primero: ¡AMALO! Y sí, ya sé que no es mamá, papá o tu pareja; pero tus churcos necesitan amor; no es que te pongas a cantarle canciones o recitarles poesías, en realidad es tratarlo tal y como lo harías con un bebé con delicadeza, con cariño. Acepta toda esa melena de rizos que Dios te regaló; cuando estés frente al espejo, reconoce lo bien que se ven en ti esos churcos; intenta imaginarte con otra cabellera y quizás, como era mi caso, te verás súper rara.

Segundo: ¡Gástale un poco!  Necesitas adquirir productos para su cuidado. Por favor que sean especiales para nuestros churcos; hay infinidad de ellos, incluso mezclas caseras que pueden ayudarte con el cuidado de esa hermosa melena.  Comúnmente quienes tenemos este tipo de cabello vivimos una batalla eterna con la resequedad, así que siempre busca productos que hidraten MUCHO los rizos. Por cierto, si vas a cambiarle el color, el cuidado es mil veces más intenso, no querrás nuevos tonos en lo que alguna vez fueron unos hermosos rizos.

Tercero: ¡Es tu cabello, no de ellos!  Aunque parezca imposible, algunas personas un tanto fastidiosas dicen una cantidad de cosas en la calle cuando ven una cabellera como la tuya o la mía; no podemos callarles, pero lo que si puedes es moverla de lado a lado y lucirla con mucho orgullo. No los escuches y recuerda el primer paso ¡AMALOS!

Así es como podrás vivir con ellos, no tengas miedo en probar cosas nuevas para tus rizos. Cortes, tonalidades, peinados e incluso accesorios; lo que realmente te debe preocupar es que luzcan geniales y que te sientas cómoda con ellos…

Casi lo olvido:  JAMAS, nuuunca lo peines estando seco, eso es lo peor que puedes hacerle! Cuéntame qué rutina tienes para el cuidado de tu cabello y si pasaste por un proceso de aceptación de churcos…

Deja un comentario