Churcos ¿cómo vivir con ellos?

Churcos ¿cómo vivir con ellos?

En algunos lugares les llaman churcos, rizos, ondas, crespos; en fin, no importa cuál sea el nombre que le des, no puedes negar que has sufrido intentando que se vean definidos, hidratados, con el volumen exacto y tantas cosas más que queremos ver en nuestro cabello.

Creo que a todas nos ha pasado que en algún momento de nuestra niñez o adolescencia nos trazamos una meta: acabar con los churcos, o por lo menos hacemos una cantidad de cosas impresionantes para alisar nuestros rizos.  La razón más típica para tomar esta decisión tan infantil es solo una: NO sabemos cómo tratarlos; algunas veces apoyadas por nuestro entorno y en otras contra el mundo porque al final es nuestro cuerpo y por ende la decisión es tuya o mía.

Ahora bien, si estás aquí es porque definitivamente decidiste amar tu cabello o me equivoco?..  Y no, no te voy a dar el nombre de algún producto mágico que dejará tus rizos 100% definidos con el volumen perfecto; porque no existe tal producto. Vivir con tus churcos es todo un conjunto de cosas por hacer, así como cuando tienes un bebé no es solo que nazca debes atenderlo y darle cuidado para toda la vida y ver qué le sienta mejor. Creo que no soy tan buena haciendo comparaciones, pero…

Vamos con algunos pasos que debes seguir para vivir felizmente con tu cabello

Primero: ¡AMALO! Y sí, ya sé que no es mamá, papá o tu pareja; pero tus churcos necesitan amor; no es que te pongas a cantarle canciones o recitarles poesías, en realidad es tratarlo tal y como lo harías con un bebé con delicadeza, con cariño. Acepta toda esa melena de rizos que Dios te regaló; cuando estés frente al espejo, reconoce lo bien que se ven en ti esos churcos; intenta imaginarte con otra cabellera y quizás, como era mi caso, te verás súper rara.

Segundo: ¡Gástale un poco!  Necesitas adquirir productos para su cuidado. Por favor que sean especiales para nuestros churcos; hay infinidad de ellos, incluso mezclas caseras que pueden ayudarte con el cuidado de esa hermosa melena.  Comúnmente quienes tenemos este tipo de cabello vivimos una batalla eterna con la resequedad, así que siempre busca productos que hidraten MUCHO los rizos. Por cierto, si vas a cambiarle el color, el cuidado es mil veces más intenso, no querrás nuevos tonos en lo que alguna vez fueron unos hermosos rizos.

Tercero: ¡Es tu cabello, no de ellos!  Aunque parezca imposible, algunas personas un tanto fastidiosas dicen una cantidad de cosas en la calle cuando ven una cabellera como la tuya o la mía; no podemos callarles, pero lo que si puedes es moverla de lado a lado y lucirla con mucho orgullo. No los escuches y recuerda el primer paso ¡AMALOS!

Así es como podrás vivir con ellos, no tengas miedo en probar cosas nuevas para tus rizos. Cortes, tonalidades, peinados e incluso accesorios; lo que realmente te debe preocupar es que luzcan geniales y que te sientas cómoda con ellos…

Casi lo olvido:  JAMAS, nuuunca lo peines estando seco, eso es lo peor que puedes hacerle! Cuéntame qué rutina tienes para el cuidado de tu cabello y si pasaste por un proceso de aceptación de churcos…

Ser fanáticos

Ser fanáticos

Imagina este plan: asientos VIP para el 3er juego en la final de la LPB (Liga Profesional de Baloncesto) en el Forum Plaza de Valencia; ver en primera fila a Guaros y Trotamundos es un espectáculo, suena tentador sean o no fanáticos del basketball; es que el Forum y el Domo Bolivariano (Barquisimeto) son las mejores instalaciones deportivas cuando de baloncesto se trata;  ambos van más allá del juego y ofrecen grandes shows para su fanaticada. Así que estamos de acuerdo que será una buena velada.

Disfrutar del juego es cosa fácil, en estos dos equipos está casi el 90% de la Selección Nacional; jugadores de talla internacional y unos cuantos importados que dan un plus al grupo de venezolanos. Trascurre el juego y los marcadores favorecen a tu equipo, los fanáticos empiezan a ser ese sexto hombre que influye en el desempeño de ambos equipos.  Así como esta prendido el tabloncillo se prenden las gradas, la banca y el VIP; son momentos en los que cada falta, tiro libre, jugada heroica calientan más a la fanaticada y ni se diga las decisiones de los árbitros, de verdad no quisiera ser uno de ellos.

El problema…

Finaliza el encuentro, el equipo local gana luego de remontarse ante los visitantes. Por supuesto la fanaticada enloquece más, los jugadores pretenden retirarse a camerinos cuando todo lo lindo acaba… ahora es un completo infierno, incluso para sus familiares. Esto se ve como una pelea de borrachos, con la lógica más humana un jugador visitante intenta proteger y defender a su esposa quien tiene su bebé en brazos en medio de esta trifulca, acción que muchos aprueban y otros tantos no; sillas volando, vallas publicitarias cayendo de graderías a VIP, mínima seguridad, en fin, un peligro a la integridad. Pensar en volver a un juego resulta difícil después de esto, pero no todos terminan así, gracias a Dios son pocos.

No existe razón alguna para perder la cordura por el resultado de un juego, por muy fanáticos que seamos y mucha pasión que se sienta por una camiseta, todos deberían entender que es solo un juego. Para los jugadores sí significa más; pero incluso ellos luego del pitazo final vuelven a ser los mismos panas y en la mayoría de las ocasiones los choques en el tabloncillo pasan a ser simples recuerdos del juego; pasa en el fútbol, béisbol, baloncesto y cualquier otra disciplina deportiva. El fin verdadero de ir a ver a tu equipo debe ser compartir con tu familia, amigos, alentar a tu equipo y hasta conocer a otros que comparten tu pasión; no caerte a piña con la hinchada contraria o querer agredir a los árbitros porque según TÚ señalizaron mal o peor aún con un periodista porque crees que lo que dijo no es correcto.

Por supuesto hay otros factores que influyen y dañan el espectáculo; y de forma bastante personal creo que, en este caso la falta de seguridad en el recinto fue el factor detonante. Es un juego de la final, toda la boletería se vendió vas a tener la casa llena, el nivel de seguridad debería estar por los cielos; el resguardo de los jugadores y sus familias, siempre debe ser una prioridad ¡sin ellos no hay final!  Duele ver como una disciplina deportiva que ha dado tantas alegrías al país, se vea manchada por actos tan bajos, que como les dije no siempre es así; pero basta con uno para manchar lo intachable…

¡Seamos esa fanaticada de la que su equipo se siente orgulloso!

Animar un evento? ¡Claro!

Animar un evento? ¡Claro!

¿Alguna vez has sentido que no eres capaz de cumplir con algo? Bueno yo sí… En la empresa que trabajo además de otras cosas se hacen eventos. Un evento significa movilizar una ciudad entera e incluso las cercanas. Mi área de trabajo son las RRSS y medios de comunicación, quizás deba aclarar que aún no tengo mi título y dependiendo de la situación puede ser bueno o malo.

En diciembre organizamos un 5k, de los más esperados por la temática de colores que incluimos. Estos eventos ameritan talento humano en tarima en todo momento, dj, monitores, animadores y otros tantos. En esta ocasión YO fui la animadora del evento, pero no fue tan sencillo como escribirlo.

Sería la primera vez, aunque recordando bien lo había hecho, pero en compañía de dos más y era algo muy protocolar, así que creo que sí cuenta como primera vez en el Ecolors 5K. Enfrentarme a una gran tarima, muchísima gente y adrenalina a mil; esto era animar o morir –sí puede que suene trágico– me enteré solo unos días antes del evento que la animadora seria yo con estas palabras: no voy a contratar a nadie, no voy a pagarle a otro para que se monte en nuestra tarima, lo harás tú para eso te estas formando y eres capaz; imagínate mi cara.

A partir de ese momento mi cabeza se volvió un ocho con los nervios: verse bien, vocalizar, no olvidar el guion siendo natural y genuina, en fin, disfrutar el trabajo de toda una tarde de domingo. Cuando llegó el día todos tenían cosas por hacer, corriendo de lado a lado y a mí solo me tocaba animar; lo que no imaginaron es que fue lo peor, pasar todo el día pensando exclusivamente en eso hizo que la ansiedad me consumiera- ese día ni comí. Repasar auspiciantes, premiaciones y detalles que no podían faltar.

Para intentar relajarme fui a un Torneo Infantil de Baloncesto muy cerca del lugar del evento, allí había algunos conocidos y entre ellos un entrenador a quien estimo mucho, su tranquilidad logró calmarme por un buen rato, sus pequeños hijos Sebas y Santi no podían faltar ese par me hizo olvidar la gran responsabilidad que tenía, solo con verlos jugar. Recuerdo que antes de iniciar alguien me dijo “vas a hacerlo bien” la fe con la que lo dijo me dio cierta tranquilidad, justo la que necesitaba para iniciar el evento. Ni los auspiciantes sabían quien animaría el evento, creo que confiaban mucho en la empresa y para mi sorpresa les pareció estupendo cuando me vieron en tarima con micrófono en mano.

Recuerdo perfectamente los nervios cada vez que debía anunciarlos, no quería errores es que siempre he criticado a esos animadores, locutores, presentadores que no son cuidadosos con esos detalles. Gracias a Dios salió bien incluso en la premiación no hubo errores. Pese a los nervios y el calor de ese día no puedo negar que la pasé genial, me disfrute mi tarima y mi público, creo que fue de las mejores jornadas de trabajo.

Saberte capaz de hacerlo bien es primordial, pero cuando otros que ya tienen un tiempo en el rubro te dicen que lo hiciste bien y empiezas a escuchar elogios es estupendo, es un plus a tu trabajo es sentirte mil veces mejor. Por cierto, solo al final de la noche fui capaz de comer –nunca sentí hambre, en serio-.

Te cuento de ese día de trabajo por una simple razón, debes saber esto: Eres capaz de hacer lo que tú quieras, cree que eres capaz, te mereces las mejores experiencias y deja de dudar, vas a hacerlo bien!

19 años de maltrato y la perdoné

19 años de maltrato y la perdoné

Esta es la historia de Yaro Zambrano una mujer que vivió en carne propia lo que es el Maltrato Infantil Una entrevista bastante extensa…

¿Cuándo fuiste maltratada? -Toda mi niñez, has­ta los 19 años.

¿Quién te maltrató? -Mi madre

¿Puedes describir cómo era? -Desde que tuve uso de razón, recuerdo los maltratos, desde muy niña trabajé. Mamá vendía comida a una gran cantidad de hombres, en un Central Azucarero en Guanare. Desde los 8 años comencé a cocinar y aprendí a los golpes pues, se me quemaba la comida. Una vez se me quemaron 5kg de arroz y me obligo a comerlo todo junto con 5lts de agua, como no podía me pegaba y humillaba frente a los hombres, a quienes vendíamos comida. Sus palabras siempre fueron: no sirves para nada, eres un parásito.

Mi padre murió ese mismo año, y ella empezó a tener muchas parejas. En casa solo quedamos mi hermana menor y yo, nos era imposible no ver lo que ella hacía con los hombres, los cuartos no tenían puerta. Me agredía con correas de motor de carro ocasionando hematomas; la piel de mis piernas se rompía, pues hasta no ver sangre no paraba; a veces lo hacía con su mano cerrada y me partió algunos dientes.

Me encerraba en un cuarto del depósito bajo llave. Cuando vendía cervezas me obligaba a atender hasta tarde y bailar con los borrachos, ellos abusaban de mí. Debido a los golpes en la cara mi mandíbula sufrió y sé que en un futuro no podré abrir la boca, así lo dijo un doctor. Vendí empanadas y si quedaba alguna les rogaba a los vecinos que la compraran para que no me maltratara, ellos me la daban para que yo comiera algo.

Lavaba y planchaba ropa ajena, pero mi mamá era la que cobraba. A los 18 años friendo una yuca me quemé desde el codo hasta la mano, mamá escuchó los gritos y salió, pero lo único que le importó fue el aceite derramado y me pegó, días después un señor que comía allí me llevo al doctor y compró medicinas, pero igual yo seguía cocinando por esto mi piel se contaminó. Un día provocó que el agua hirviendo alcanzara mi brazo, ya herido, fue un milagro no perderlo.

¿Qué pasaba por tu cabeza? -Sólo pensaba en morirme, no quería seguir aguantando el maltrato. Un día estaba sola en casa, busqué un mecate para ahorcarme, pero no encontré. Me preguntaba por qué tuve que crecer así, porqué ella no me quería incluso que ella era quien debía estar muerta y no papá.

En ese tiempo, ¿te sentías culpable? -Nunca, además jamás hice algo para merecer eso, pero hubo un momento de resignación y creí que era la vida que me tocaba vivir.

¿Cómo saliste o te libraste del maltrato? -Al cumplir 19 me escapé de casa con mi hermanita, mi casa siempre estaba con llave; robamos las llaves y abrimos la puerta y de inmediato la cerramos quedando por fuera y mamá adentro, cuando se dio cuenta corrió para alcanzarnos, pero no pudo pues estaba encerrada. Un vecino nos vio y nos alcanzó en su carro, nos llevó hasta la casa de mi hermana mayor, nunca regresamos a casa aunque mamá nos buscaba, jamás regresamos, por cierto las llaves las dejamos en la calle frente a la casa.

¿Acudiste a la ley? -Nunca, porque crecí con mucho miedo y todo el mundo le tenía miedo a mi mamá y no eran capaces de actuar, ni aún la ley.

¿Qué aconsejas a otras mujeres que sufren maltrato? -Que para todo hay una solución y una salida, la cual no es el suicidio ni tomas la decisión de emprender una relación con un hombre vicioso. La solución es el perdón, cuando perdonas eres libre y creces con un corazón sano. Quizás te maltrata tu padre o esposo, puedes acudir a la ley, pero para vivir mejor debes perdonar. Hoy estoy casada, soy profesional, perdoné a mi madre que aún vive a veces la visito, pero por su carácter es imposible llevarnos bien. Estoy convencida de que mis hijos no vivirán lo que yo. Vivo agradecida con Dios por la nueva vida que tengo, entendí que nunca estuve sola Dios siempre me cuidaba. Él es quien ha llenado mi corazón y hoy puedo decir. Yo lo viví, pero aquí estoy.

¿Quieres leer la historia completa, escrita por la misma Yaro? Aquí la tienes

Escribiré de esto?

Escribiré de esto?

Lo que menos te ibas a imaginar era encontrar esta categoría o tal vez me estoy equivocando y sí. En fin hace dos años empecé a conocer más del mundo deportivo, cómo? Gracias a la pasión por el baloncesto de un buen amigo; ese tipo de pasión que se contagia.
Empezar a conocer algo más que equipos que fueron historia en los 90´s (Chicago, Raptors, Lakers) en la NBA o el grandioso Jordan junto a Rodman o a Oneil… Saber de la actualidad del baloncesto y no solo de la NBA sino del nuestro o mio el venezolano, LPB y quienes la hacen un buen espectáculo deportivo. Aprender, aprender y aprender porque no solo se trata de nombres se trata de técnicas, entender el juego, normativas y tantos detalles.
Debo admitir que anteriormente creia que el periodismo deportivo era muy sencillo que no había nada del otro mundo en el… pero POR DIOS No es así, si bien como periodistas debemos tener conocimientos de muchas áreas, cuando te especializas en una rama las demás quedan en un segundo plano. Ahora la cantidad de disciplinas deportivas que existe son muchas, y el periodista deportivo debe tener conocimiento de todas ellas- Entonces creo que no es nada fácil, tanto así que ahora me propuse ser una, sé que no se trata de solo manejar el baloncesto, pero por algo se empieza.
Distintas figuras venezolanas demuestran que siendo mujer si puedes moverte en el deporte, mujeres como Maria Alexandra Bastidas, Meche Celta y Tiffani Cornejo que van como pez en el agua y no se trata de querer copiarlas, solo de tomarlas como ejemplos, esas fuentes de inspiración y que ademas terminan siendo libros de aprendizaje
El mundo deportivo no es fácil y menos cuando eres mujer, pero no es imposible. Lograr llevar a otros las grandes alegrías que regala a sus aficionados es un plus que no puedes cambiar. Reconozco que debo aprender más de béisbol, tenis, atletismo, ciclismo, natación, boxeo y bueno todas esas disciplinas que forman los JJOO. Aja, si ya sé! es mucho, pero tengo toda la disposición de hacerlo y son más retos que voy asumiendo. Poco a poco iré mostrando lo que voy aprendiendo y quizás también aprendas conmigo; conocer historias de atletas, gente que vive del deporte, incluso opiniones de fanáticos de cada disciplina. Ah y FOTOS! pero esas van a estar en la GALERÍA
Te gustaría alguno en especifico?